La Vida (nada) Moderna -los santos inocentes-

Lully, lulla, thou little tiny child
By by, lully, lullay, thou little tiny child
By by, lully lullay

Nada más tranquilizante y ensoñador que saber que cuando los dioses deciden tener hijos, debe haber eventos catastróficos. No importa si es para la familia de la madre, para la madre -a la que casi siempre se llevan entre las patas-, al padre putativo (suena espantoso pero ni modo, así es el título y se chingan, los putativos, ya que a los demás ¿qué? Que les digan como quieran, total), al pueblo en donde nacerá el susodicho, etc.

O sisters too, how may we do
For to preserve this day
This poor youngling
For whom we do sing
By by, lully lullay?

El hecho de que después el hijo sea un héroe, un santo, una divinidad de cosita, como que vale un poco madres si en el transcurso de su desarrollo debe más vidas que sicario del norte y de forma indirecta, ¿será que los dioses no son previsores? Me queda claro que Zeus ni previsor ni precavido. Desparramó hijos con horrendas consecuencias, para los abuelos, las madres, el pueblo inocente y los propios hijos.

Herod, the king
In his raging
Charged he hath this day
His men of might
In his own sight,
All young children to slay

Un dios prevenido no anuncia ni proclama con trompetas celestiales que va a tener un hijo. Digo, generalmente todo mundo -otra cosa curiosa- se opone a los designios del dios único o a la voluntad del padre de los dioses o al lo que sea que le cuadre ser divino, y siempre la condición humana atenta contra los pequeños engendrillos inocentes que vienen a dejar abandonados a su suerte aparentemente, porque luego, más se tardan en anunciarlo que en dar el pitazo y la familia con todo y burro corre a otro país para salvar al niño, lo meten en una cesta y lo echan al agua o lo esconden bajo una montaña o "X"... Mientras los criaturos humanos son masacrados por la furia de reyes, faraones o diosas inmisericordes que buscan lavar con sangre los cuernos retorcidos de su nívea frente. Y claro, luego uno tiene que cantar salves y loas a los heroicos monigotes olvidando que una generación completa fue masacrada para que el muchacho chicho de la historia chida fuera el héroe.

That woe is me
Poor child for thee!
And ever morn and day,
For thy parting
Neither say nor sing
By by, lully lullay!

Y, tal vez, el elemento más gacho sea que un día como hoy, que debería estar catalogado como crimen de lesa humanidad, un atentado perpetrado en contubernio entre dios y su rey -digo, no le tiró una montaña encima para evitarlo, ni lo volvió estatua de sal, ni dulcificó los corazones de sus soldados, ¿no? Cruzó los brazos y vénganos tu reino, total, su eslogan es: "maneras misteriosas"-, un día marcado por la ignominia y el abuso, y que nadie a llevado al Tribunal de la Haya...

¿Qué les estaba diciendo?

Ah... ya!

Si, un día tan gacho, se recuerda con bromas estúpidas.

La supuesta muerte de un número indeterminado de niños judíos, se festeja tres días después del jolgorio de la "merry christmas" burlándose de cuanto "inocente" se nos cruza en el camino; haciéndonos cómplices de Herodes y sus huestes en lugar de, por lo menos, sacar unas de cocodrilo por los inocentes que murieron por la voluntad de dios y el berrinche de un patán enamorado de su corona -¿o era al revés?-.

Festejemos la masacre escribiendo en Facebook que nos vamos a casar, que nos vamos a divorciar, que nos sacamos la lotería. Hablen por teléfono para infartar a la tía quedada, la forrada de billetes, quién quita y este año lo logren. Pidan prestado para no devolver el dinero. Abusen de su creatividad. Es un día para ser empático con las criminales, es un día para celebrar el bullying, para aplaudir al abuso.

Total si ya liberaron a los patanes destructores de propiedad pública, si el Peje ya hizo su partido, si la Maestra es la cara de la educación y EPN es nuestro presidente... ¿Qué podemos esperar?

Inocente palomita que te dejaste engañar...

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La Vida Moderna -defensores de la familia I-

La Vida Moderna -defensores de la familia II-

La Vida Moderna -Chairo chaquetas-