La Vida Moderna -Los niños grandes-

La ciudad está llena de niños grandes que caminamos buscando,
saltando de deseo en deseo, de objeto en objeto.
Los niños grandes somos hombres, mujeres, humanos,
somos abandonados y abandonamos, reímos y lloramos.

Los niños grandes no queremos ser felices porque la felicidad cuesta,
sabe a azúcar y sabe a sal, es pegajosa y colorida.
Los niños grandes preferimos perdernos entre lo electrónico y lo efímero,
entre volutas de humo y polvos mágicos.

Los niños grandes no queremos padres ni madres, no queremos lazos,
cadenas, eternidades que obliguen.
Los niños grandes lloramos nuestra orfandad y buscamos sustitutos desechables,
buscamos amor, buscamos pleito, buscamos huir.

Los niños grandes buscamos la soledad y el hastío en las multitudes,
para encontrar tristeza en la compañía de testigos abúlicos.
Los niños grandes nos tiramos al exceso del olvido y devoramos las horas perdidas,
soñamos pesadillas de amor y despertamos abrazados a la angustia.

Los niños grandes jugamos a pueriles obsesiones de poder y control,
jugamos a ganar y nunca perder, jugamos a jugar.
Los niños grandes detestamos los juguetes viejos y nos hartamos de los nuevos,
lloramos los perdidos y buscamos los que no existen.

Los niños grandes pasamos rápido por el día y nos refugiamos en la noche,
nos entregamos a sus secretos y dormimos despiertos.
Los niños grandes buscamos el sueño perfecto en el dormir perpetuo,
huimos del vacío de las pesadillas de la realidad.

Los niños grandes devoramos besos, caricias y sexos desconocidos,
repudiamos la resaca de las tormentas nocturnas.
Los niños grandes somos piadosos destructores, arquitectos de caos,
despedazamos, rasgamos, quebramos y lloramos inocentes.

Los niños grandes nos repetimos mil veces que somos únicos e importantes,
mientras desgarramos espejos empañados de silencio.
Los niños grandes vemos a los ojos a la sociedad y nos reímos de su reto,
para llorar atemorizados buscando el consuelo de papá y mamá.

Los niños grandes nos comemos el mundo a puños y cruzamos el mar a brincos,
soberbios, desdeñosos e ignorantes de nuestros límites.
Los niños grandes no tenemos amigos, enemigos ni pasado que valga recordar,
sólo tropezamos con las piedras que hemos puesto a nuestro paso.

Los niños grandes somos víctimas de Garfio, de Smee y de las hadas,
no hay Wendy, no hay Nuncajamás, ni sirenas.
Los niños grandes estamos perdidos...

...quisiera ser sólo grande...

Comentarios

Pily Rosas dijo…
Mmmm

Como decirte que es cierto?

Todo es cierto

Y da miedo.

Y no querer cambiarlo por que tambien es hermoso y desear que siempre sea igual, astiarnos de que sea asi...

Me gusta el paseo por tu alma

-aplauso-

Te amo

Capitan Frio dijo…
Agradezco postrado a tus pies-ses.
Gaby dijo…
Pa' cuando sacamos el recopilatorio? Esto está mejor que muchas cosas que veo impresas
Capitan Frio dijo…
-sonrojo-

Eso sería un sueño!

GRACIAS!

Entradas más populares de este blog

La Vida Moderna -corrupción-

La Vida Moderna... bien antigua -La Tierra plana-

La vida moderna -siendo feo-