La Vida Moderna -Niñas bien... -

Una anciana llegó al cielo frente a san Pedro.
S. Pedro: Hola, estás aquí por niña-niña o por niña-vieja?
Anciana: Por niña-vieja...
S. Pedro: Pos al infierno por pendeja!


Lo admito, vivo indignado desde el primer anuncio que vi de la crema para infecciones vaginales Lomecan.

Oh sí, sé que no soy target, así que, realmente es una de esas indignaciones de rebote.

Por qué me indigné dirán...

Es simple, el juicio moral del estúpido anuncio.

Eres mujer, tienes vagina, eres susceptible a infecciones, cierto? OK. Punto, la pinche cremita te las cura. Chido. Todos felices.

NOOOOOOOO!

Algún publicista con un severo retraso moral (onda Inglaterra Victoriana), toma la premisa y la transforma en un juicio moralino, anacrónico y, francamente innecesario para los estándares actuales, creando un lugar de fantasía muy parecido al mágico mundo de Disney Channel (primer productor mundial de niñas súper bien, onda Lindsay Lohan, Milley Cyrus, Demi Lovato y Hillary Duff)en donde las niñas tiene mil actividades, todas inocentes y divertidas para que jamás tengan que pensar en cosas sucias (de no ser un mal día que tengan que utilizar el centro de lavado).

La vagina de las mujeres es muy suya y la pueden usar y cuidar como les venga en gana o no? Si se les infecta por andar a caballo, usar ropa ajustada, en el baño público, por falta de higiene, nadar, resbalarse por los pasamanos del Metro sin ropa interior, jugar a la matatena, escapar de abducciones extraterrestres por kilómetros de tuberías sucias o tener sexo, es muy su bronca. Lo que necesitan es un producto que les quite la infección y no una lección de moral y "buenas costumbres" de finales del Siglo XIX impartida por un laboratorio de dudosa efectividad (Genomma Lab), que lo mismo vende jabón para barros de adolescentes que regeneradores de cartílago para ancianos ganosos.

El anuncio usa a las modelitos (futuras actrices de telenovela) que dan el "tipo bien", o sea rubias castañas o castañas tirándole a rubias, flacas, con tono youknowwhatImean y cara angelical, está bien, es comercial, es irreal (como si no hubiera gordas prietas con cara de noquelosneandertalesestabanextintos con dinero) y es aspiracional. Desde luego es necesario el cliché "bonita = taruga", entonces las angelicales nenas le hacen la confesión al doctor o a la tía o a una amiga de que tiene comezón, irritación, flujo vaginal y mal olor (o sea, no saben pero si saben, al parecer, las niñas bien deben estudiar medicina desde sexto de primaria por el lenguaje que utilizan en el anuncio pero sin saber más allá de lo que dicen). Hasta aquí todo bien (si consideramos lo clasista y el racismo como "todo bien"). Pero, acto seguido, la cagan introduciendo la disculpa moral de las chamacas que aclaran que no tienen o no han tenido sexo y, el doctor, la tía o la amiga las ayudan diciendo que saben que es por la ropa ajustada o actividades lúdicas inocentes (literalmente las saben incapaces de semejante barbaridad, si son niñas bien), sólo falta la imagen de las niñas bien bordando, tejiendo y haciendo pastelillos, muy controladas.

Lo que nos deja con la idea de que al tener actividades sexuales (de acuerdo a esta publicidad)

- Se harían automáticamente niñas mal

- Se volverían prietas y pobres

- Ya no podrían ir a misa los domingos -ni a las fiestas de los Corcuera, de los Landa y  los Escandón-

- Su infección haría llorar al niñito Jesús

- La pomada no tendría efecto en su infección

- Santa Claus nunca volvería a sus casas

- Tendrían que irse a vivir al cuarto de servicio

- Los abuelos las desheredarían

- Tendrían que usar Canesten -y en óvulos, pa'que se les quite-

- Durango, Nuevo León y Jalisco, por fin, llegarían sanos y salvos al Siglo XXI

Así que nos debe quedar claro que las niñas bien sólo pueden infectarse por hacer pipí en baños públicos, montar a caballo, ajustarse los jeans y mal lavarse "sus partes". Cualquier otra forma (sexo) de adquirir comezón, irritación, flujo vaginal y mal olor las marcará para siempre como "niñas cero bien".

Yo me pregunto, si de todos modos cualquier actividad les puede ocasionar una infección, no sería mejor dejarlas disfrutar su sexualidad sin miedos, sin tabues, sin moralinas impuestas sobre su carne y deseos desde hace siglos, ayudarlas a ser responsables y más cuidadosas de su propio cuerpo y placer (como enseñarles el correcto uso del condón y de algún otro método anticonceptivo), que andar sufriendo y batallando sin disfrutar al 100% pero con la (tan ridícula frase) frente en alto como si fuera un escudo, presumiendo que no son unas golfas y si aclarando, en todo momento, que sólo son unas niñas bien... pendejas.

Comentarios

Rosaura Ruth dijo…
Mi querido Vic, gracias por expresar y traducir la retorcida de tripas cuando llego a escuchar ese comercial. Besos

Entradas más populares de este blog

La Vida Moderna -corrupción-

La vida moderna -siendo feo-

La Vida Moderna... bien antigua -La Tierra plana-