La -encabronante- Vida Moderna...

Hoy he visto como el país cambia -nos va a cargar el payaso-, como la sociedad se transforma -ya no tenemos estado, pasamos del gelatinoso al gaseoso-, como el miedo retuerce sus raíces en los corazones y las mentes -ya que todos corremos el riesgo de ser "daño colateral"-. Autoridades que ya no lo son -y encima se drogan, se emborrachan, son adictos al juego, al sexo o a dejar todo en manos de dios-, grupos fuera de la ley comienzan a dictar la forma de vivir -no es nada nuevo, pero no esperaba esta súbita romanización de México, de perdida ser primero imperio y luego decaer-. Hoy digo que éste no es el México que esperaba para mis 40's -la neta para esta edad yo esperaba que viviéramos en una decente y honesta versión región 4 de los Supersónicos-.

Hoy, hablando en un plan más global, veo como -igual que en las películas de desastres- los científicos se desgañitan pidiendo que los gobiernos cambien sus políticas económicas y ecológicas, pero la política -diosa de lujuria y glotonería-, las religiones -parcas soberbias, iracundas y envidiosas- y la economía -¿ya le habíamos colgado a alguien el epíteto de golfa de Babilonia?- no dejan que sus voces se escuchen-de los científicos, la de los otros son las voces que no podemos callar- ya que la ciencia se opone a todo lo que ellos representan.

¿Hoy de qué nos sirven miles de años de historia escrita?

De nada... Al parecer hoy sólo sirven de pretexto para gastar dinero en canales de documentales que creo que sólo yo llego a ver cuando me acuerdo. Me da coraje pensar en todos los filósofos e historiadores que dejan de ser estudiados y escuchados porque la Chapoy o el Origel tienen chismes elementales para el desarrollo de la humanidad. Me encabrona el gasto de papel y tiempo aire en propagandas políticas y religiosas, mientras la verdad -como decían al principio de los X-Files-: Está allá afuera. Me embuga sobre manera que se debata si los homosexuales debemos o no casarnos y adoptar, mientras se descubren redes de pederastia entre los que critican las leyes de igualdad.

¿Habrá solución? ¿O, de plano, ponernos a lo Manolito y cargar una escopeta?

Siempre me sentí dichoso de haber nacido el siglo pasado. Pensaba que era un mundo abierto, de logros sociales, desarrollo científico y triunfos educativos -no, bueno, ya estoy listo para escribir sermones priistas-. Pero no, el gusto me duró poco. No hay -por lo menos en México- muchos a quienes les guste lo filosófico, lo artístico, lo histórico. Me encuentro con un país inmerso en la superstición religiosa, donde lo bonito es lo alterno a lo artístico, donde la ciencia ofende a los dioses -al parecer hay muchos-, donde lo filosófico da flojera -ya que es malo pensar-, donde el único interés en lo tecnológico es ver si ya salió un nuevo celular o algún nuevo gadget de Apple.

Llegué a creer que era estupendo ser ser humano, pero por estos días estoy decepcionado, es triste levantarse y leer de muerte, de violencia, de ignorancia, de superstición... Es una pena descubrir que lo moderno es más salvaje que lo antiguo.

Hoy me confieso odioso, hoy no me importa si la tierra se sacude, hoy siento gusto cuando el toro se coge al torero, hoy me alegra que se descubran mentiras en las instituciones religiosas, hoy me rio de ver como caen las "verdades" económicas y hoy siento placer al ver que el pueblo ya es respondón -por algún lado se empieza-.

Hoy quiero ser un enorme oso, un león o un perro -pero muy enojado-...

Comentarios

Pily dijo…
Quiero ser leming!

Correr por la predera al precipicio mas cercano y ya en el salto, sintiendo como el profundo abismo jala y jala, arrepentirme una milesina de segundo antes de estallar ante esta realidad!

a como me choca.
Capitan Frio dijo…
Siempre en pie de lucha contra esta realidad!
Hagamos otra...
Zorombático dijo…
Mi querido Capitán. Nunca más de acuerdo contigo. Nuestro sueño, hace veinte años, de llegar a cuarentones a un mundo mejor se ha ido al carajo. Lo desastrozo -coincidiendo nuevamente contigo- es que no veo ideas por ningún lado; donde debería ver caudillos e ideólogos, veo intolerantes y egoístas.Quedamos sólo nosotros y un mundo globalizado con herramientas, que si se usan bien, pueden ayudar en algo, o por lo menos, paliar las heridas repartiendo mordidas furiosas de perro, de oso, de león... muy enojado.

Un abrazo.
El Enfermo dijo…
Carajo Vic, tanto tiempo sin escribir... y para que cuando lo hagas, sea para retratar esta horrible realidad, con un juicio tan acertado....

Creo que tu post de hoy es como una aterradora pesadilla, que me llena de tristeza: Las ilusiones rotas de toda una generacion. Mucho me temo que, cuando yo llegue a mis 40 (no aparentes, reales), las cosas apenas no pintaran mejor... solo ruego que a Sofi le toque algo mejor que a nosotros.

Yo no quiero ser lemming! Que sean lemings los otros mejor, y asi empezamos a reconstruir la realidad!
Capitan Frio dijo…
Mi querido Zorombático... Tú sabes cual es la solución, mandarlos a todos a irse al diablo... JAJAJAJA!
Capitan Frio dijo…
Mi querido enfermo, sobrinito mio... cuando eras pequeño y te veía jugar con tu primito Julio... Cuando veía como se mordían y se pegaban, como se arrebatan los juguetes... Supe que las cosas no serían miel sobre hojuelas...

Y si, no fueron lemmings... Pero estuve a punto de arrojarlos por las ventanas... Y ya ves, prudente que fuí, que soy... Componle el mundo a la enanita Sofi... Tienes 11 años para lograrlo... Tic-Tac-Tic-Tac...

Entradas más populares de este blog

La Vida Moderna -Chairo chaquetas-

La vida moderna -siendo feo-

La Vida Moderna -corrupción-