Susto


susto.
(De *sustar, y este del lat. suscitāre).
1. m. Impresión repentina causada por miedo, espanto o pavor.
2. m. Preocupación por alguna adversidad o daño que se teme.
dar un ~ al miedo.
1. loc. verb. coloq. U. para encarecer lo feo o repugnante.
no ganar alguien para ~s.
1. loc. verb. coloq. Sufrir continuos sobresaltos.


El día era hermoso, ya saben, viento fresco, sol brillante, vacaciones, planes hechos, de esos días  que nada puede echar a perder. Ni la visita al temido lugar representaba mayor conflicto; las visitas anteriores y las experiencias vividas nunca han sido TAN desagradables, digamos que sólo molestas.

Con un ánimo que nada más te da el saber que tienes quince días libres, me senté con una amplia sonrisa (ya sabía que me iban a patear debajo de la lengua por dejadote, así que no tendría mayor problema) y obedecí las órdenes del chavo que me atendió.

Después de una entrevista impúdica, una revisión, varios levantones de ceja, giros de cabeza en absoluta negación y suspiros, el joven aprendiz de torturador medieval, se levantó de su silla y me dijo que esperara a que él volviera. Mi mente que no necesita empujones para irse de paseo desapareció apenas se dió la vuelta y me fuí a rondar mis múltiples mundos fantásticos.

-No hay forma bonita de decírselo- una áspera voz me saco a jalones de mi viaje y me descubrí rodeado, rostros viejos, severos, cargados de conocimiento (a saber si de sabiduría) y ese je ne sais quoi que los hacía parecer adustos romanos antiguos, en la silla del joven estaba el dueño de la voz rasposa y, al parecer, era dueño también de una mirada que desaprobaba y unas cejas preocuponas.

-¿Perdón?- le pregunté después del forzoso aterrizaje.

-Que no hay forma bonita de decirle que es probable que tenga usted cáncer- me dijo con una cara que parecía esculpida para ese momento exacto.

Una extraña sensación  me sacudió, estaba acostado en el sillón del dentista y sentí, claramente, que algo había caído de mi pecho a los pies (pero cómo si estaba acostado). Sé que debo haberlo visto como vería un humano a un ser de otro planeta que, a puro balbucir, trataba de darse a entender.

Varias manos y dedos que entraron y salieron de mi boca, ojos inquisidores, bocas torcidas, miradas que se cruzaron, instrucciones, prohibiciones, más preguntas y dudas después, me ví caminando a casa con lentitud y agobio; salí temprano, sin nada en las manos, sonrisa en los labios y muchos planes para las vacaciones; ahora regresaba con las manos llenas, sin sonrisa y sin más planes que descubrir qué tan probable era lo probable.

-¿Y si sí?- Era la única pregunta que rebotaba en las paredes del ciclorama de mi cráneo (obvio, el "si no" se respondía sólo). Antes de darme de lleno al miedo o al pánico desenfrenado, tendría que saber si era curable, tratable o ya nada más pedir tiempo para arreglar papeles y cantar como Lola "ya te doy la despedida”. Empezar a checar seguros de vida para poder dejar todo arreglado y que no se lleven al baile a ninguno de los deudos, era de las cosas que iba y venia como tarea primordial, recordé el altero de comics que hay en mi cuarto, los juguetes, libros, películas, música... ¿Qué demonios hacer con todo eso? Obvio regalarlos a quienes los disfruten, mis sobrinos y a mis hijos (larga historia y, obvio, no a todos, nomás a los tres ca...brestos estos).

Quería un bolillo, ya ven que dicen que para el susto hay que comer pan. Quería a mi papá para preguntarle qué hacer (luego pensé que también podría preguntarle los trámites para morirse). Quería salir corriendo de mi cuerpo y esconderme en otro. Quería morirme sin muchas vueltas. Quería vivir muchos años más.

Seguí caminando a casa pensando en sutilezas y en, muy francas, estupideces. La tarde era hermosa, ya saben, viento fresco, sol brillante, vacaciones, planes deshechos y una preocupación que reptaba lentamente por mis piernas, una de esas tardes que ya nada puede echar a perder MÁS.

PD: Un mes después me dieron los resultados... Mis sobrinos y mis hijos se quedarán sin comics y juguetes por un rato más! Fiuuuuuuu<

¡PINCHE SUSTO!

Comentarios

Baruj Hashem!!!!!!!!!!

A bailar la Katiushka!!!!!
Eliseo Ybarguen dijo…
Das mich nicht tötet, bildet mich stärker
Capitan Frio dijo…
Nomás tantito Eliseo! :D

Entradas más populares de este blog

La Vida Moderna -defensores de la familia I-

La Vida Moderna -defensores de la familia II-

La Vida Moderna -Chairo chaquetas-