16 de abril...

A mi que me importa que llegue Obama, tampoco si la nena podía tirar aviones a su entero antojo... Este día es para mi sagrado, así que manden lo que quieran, yo estaré pensando en otra cosa.

En 1936, el 16 de abril, nació mi padre.

Este el décimo año que no puedo abrazarlo, ni verlo apagar las velitas en su pastel.

Aunque no fuimos un padre y un hijo ejemplar -de esos irreales que sólo existen en la ficción-, la vida nos dió bastante tiempo para limar asperezas y aprendimos a querernos a pesar de nuestras grandes diferencias.


Vaya un fuerte abrazo para gordo, te recuerdo y te extraño.

Comentarios

El Enfermo dijo…
El abuelo Pio. No se ni me interesa que tan ejemplar haya sido como padre. Para mi, en el tiempo en que tuve la enorme bendición de compartir con él, fue ejemplo, guía y testimonio de hombre. A él le debo grandes enseñanzas, que me ayudaron a forjar mi criterio (aunque no lo crean) y mis valores.

Todo mi cariño para tí, abuelito. Dejaste un gran espacio en la familia, y en el corazón de todos los que te queremos.

A veces, con coraje, reclamo al cielo por lo que me falto compartir contigo. Me hubiera encantado que conocieras a tu bisnieta. Pero antes de empezar a decir idioteces, recuerdo tu enorme fe en Dios. Y estoy seguro que te mandaron llamar porque algo importante necesitaban que atendieras. Y se que ves por nosotros.

Yo, igualmente, te extraño mucho. Y nunca olvidare tu sabiduria y tu cariño.
Ay yaaaaa!!
De quien hablan, yo no concí al señor del que dicen tanta cosaaaa!!

Entradas más populares de este blog

La Vida Moderna -corrupción-

La vida moderna -siendo feo-

La Vida Moderna... bien antigua -La Tierra plana-