Amor en los tiempos de -la puerca- influeza

Ni como quedarme atrás, por más que traté de evitarlo he tenido que caer en el lugar común. Después de todo, no se habla -o escribe- de otra cosa, no dudo que dentro de poco lo estaremos oyendo de labios, acordeones y cornetas de alguna banda "grupera".

La influenza porcina está en México y no conforme con agredir al país, a sentado sus reales -posaderas supongo- en la Ciudad de México. Siempre pensé que si se quería exterminar a mucha gente, esta ciudad sería el lugar ideal, de entrada por la calidez de sus habitantes, no importa si es la primera vez que te encuentras con el primo de un amigo de la tía de una vecina de tu abuela, lo más seguro es que te despidas con un fuerte apretón de manos, un abrazo, un beso a la acompañante y mandando saludos a toda la familia. Si viajas en transporte colectivo, sabes lo que es una aglomeración -aunque no entiendas el significado-, la vives a diario y te regodeas en el hacinamiento. La de México, es una ciudad cómplice del tacto, de habitantes -muchos aun- sonrientes y besucones, apapachadores y tentones; tan dados a la pachanga y a la guasa que la influenza no podía desear un lugar mejor.

Después del aterrador mensaje de que no habría clases el viernes, la ciudad reposaba en una tensa calma. Las farmacias, a temprana hora, habían agotado toda dotación de tapabocas, antigripales y cuanta mugre sonara a defensa contra la enfermedad. Muchos decidieron irse a los pueblitos cercanos "a pasar el susto" sin importarles que entre las maletas, mascotas e invitados de la familia podrían andar cargando el virus y convertirse en diseminadores de la venganza del puerco. Tampoco tomaron en cuenta que el automedicarse es como jugar a la ruleta rusa con todas las balas en la pistola.

Otros no tan asustados prefirieron pasear a gusto por las desiertas calles y reunirse con los amigos a chupar -pos si el alcohol desinfecta, qué no?-, después de todo los amigos y compadres no lo infectan a uno más que con el deseo de pasarla bien. Una de las normas para evitar contagios es no acudir a lugares cerrados y llenos de gente, pero... los amigos no tienen cara de zombis y nunca harían semejante porquería, no importa que sean 40 y estén como muéganos en un cuartito de 3 x 5, mal ventilado.

Los medios informativos, por todo medio de comunicación, medio la agarraron de papás regañones, llegando, incluso, a denunciar a los malportados que hacían burlas y comentarios sarcásticos de la epidemia. Se me ocurre que fue más la mala leche de algún periodista frustrado que nunca oyó los chistes de los quemados de San Juanico o de las víctimas del terremoto, al parecer el mexicano puede burlarse de la muerte, pero sólo los días alrededor del festejo de Día de muertos.

Los conspiracionistas no perdieron momento y antes del medio día del mismo viernes, ya había rumores de devaluaciones, de intervenciones norteamericanas, ataques bioquímicos, de zombies, de alienígenas, de la llegada del Apocalipsis y del Ragnarok aunque no seamos güeros de más de 1.80.

Muchas risas se apagaron conforme se acababa el día, pues las alarmantes noticias, las caras de seriedad de los rostros informativos del país y la carencia de tapabocas daba la impresión de que la cosa iba en serio.

El sábado se anuncia que las "vacaciones" de los niños se extenderán hasta pasado el -sagrado- puente. Que los eventos públicos deben ser cancelados y que no habrá misa -domingo sin limosna y sin darse la paz los unos a los otros-. Que de los 81 muertos que se tienen de cierto, sólo 20 dan positivo a la influenza porcina -el narco en lo que va del años a matado a muchos más y no se le considera aun epidemia ni problema de salud pública-. Que el Estado de México y San Luis Potosí se unen a la contingencia. Que ya llegó el virus a New York City, Que ya la tienen en Texas. Que un tripulante de British Airways anda malito. Tres españoles, dos franceses y un Israelí están bajo sospecha de tener influenza... todos regresaron de México.

Pequeño detalle pasado por alto, suspenden clases y no controlan entradas y salidas del país. Que si esto fuera más grave, ya habríamos comprando nuestro lugar en los libros de historia del futuro; así cuando los evolucionados cerditos en un salón de clase preguntaran: ¿Por qué se acabaron los humanos? Las misses y los teachers responderían: Había un país que se llamaba México...

A todo esto hay que sumarle el hecho de que el próximo fin de semana se planea un corte en el suministro de agua... Cómo nos vamos a lavar las manos? Ya está fuera de posibilidad saludarse de beso y de mano, sin agua, pronto tendremos que decir "jau" y levantar la mano derecha al hacerlo. La desconfianza se ha ido apoltronando entre nosotros lentamente, lo he visto, un estornudo en la calle o un acceso de tos, levanta cejas y abre espacios entre las personas. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que la gente enloquezca?

La desconfianza reina silente en nuestra ciudad, lentamente nuevas noticias corren, que si ya dijeron que hay 5 enfermos más... que se suspenderán las actividades del Tribunal Superior de Justicia, de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, entre otras medidas. ¿Habrá forma de que se suspendan las actividades de los partidos políticos y las grabaciones de telenovelas y programas "cómicos"? No queremos que a la influenza se siga sumando la estupidez, la corrupción y la indolencia.

En nuestras manos está detener esto, o por lo menos es lo que nos quieren hacer creer. Si no saludamos, si no nos abrazamos, si no nos toqueteamos, si dejamos de tener vida social, es posible de que salvemos a nuestra ciudad y de paso al mundo. Suena aburrido, suena absurdo, pero resulta que ahora, la distancia y la frialdad es la mejor muestra de amor en los tiempos de la influenza.

¡Besos!

Oops...

Comentarios

El Enfermo dijo…
Ni como decirte que no, mi querido tio, a toda tu lucidez y claridad respecto a esta crisis en potencia. Lo que a mi me aterra, es que en estos dias que he estado en la calle, mucha gente -supongo que el segmento mas desinformado- anda como si nada. Solo algunos pazguatos con cubrebocas, pero hasta ahi. No quiero que llegemos a la histeria, pero ambos extremos me preocupan... porque creo que pasar de uno a otro es cuestion de un estornudo, como dices...

Pero ni modo. Lo siento por los que andan en la calle, tú cuidate mucho, mientras no te cierren la chamba. Yo, les deseo suerte desde mi casita, porque a mi me cerraron la UNAM.

Mucho ojo con los zombies.
Lili dijo…
Me gusto muchisimo, como lo expusiste. Es algo preocupante lo que esta pasando. Pero por si las dudas e mejor prevenir que lamentar. Muchos saludos y en caso de que se quieran ir a un pueblito de exterminadores les ofrezco a ti y a la abuela,la casa de tlaxcala. Jijijijiji
Morna dijo…
Pues... ¿qué se puede hacer?

Maldita sea ¿y si esto es un compló mundial?

Creo que ya estoy mariguaneando demasiado.

Besos, perdón ¡jau!

Montse
Love doctor dijo…
Yuriria Sierra dice que esto es tan serio y tan verdadero, que hasta ha unido a los presidentes del mundo.
Hilda Isa dijo…
¿cómo te contradigo, cuando mi vida social ahora depende del internet?...

No importa que nos lo hayan prohibido... te mando miles de besos, apapachos pero sobre todo, toneladas de cariño...
Pily dijo…
Bien, vayamos por partes dijo el descuartizador...

Si me da el miedo, por lo de los hijos...
y ni se tardaron tanto en lo de los chistes, a media hora del temblor:

¿Que le dijo México a la influenza?
R: Mira como tieeembloooo.
mmm como que ya mesta sonando a que voy a pasar a creer que "algo esta pasando"

Las personas son aun mas extrañas con cubrebocas. No he encontrado cubre bocas con dientes de conejo pa usar...

y hay un video en yutub que s elo llama..."la gripa del marrano"

Interesante propuesta.

Entradas más populares de este blog

La Vida Moderna -Chairo chaquetas-

La vida moderna -siendo feo-

La Vida Moderna -corrupción-